El Virrey Pedro Moya de Contreras

Monachus Bellator

Autor: Jorge Barba Gómez (Estados Unidos).

Todos los derechos reservados.


El Arzobispo Pedro Moya de Contreras (1527-1591) fue un sacerdote español de origen andaluz. Fue hijo legítimo de Don Pedro Muñoz de Moscoso y su legítima mujer doña Catalina Moya de Contreras, hija a su vez de Don Pedro Ruiz de Moya y su legítima mujer doña Antonia Muñoz de Contreras.

Fue Arzobispo de México (1573-1591) y el primer religioso en ostentar el cargo de Virrey de la Nueva España (1584-1585). Fue un caballero intelectual, laborioso y protector de los indígenas. Como Virrey continuó con la labor que inició su predecesor Lorenzo Suárez de Mendoza de perseguir y eliminar la corrupción que imperaba en el Reino de la Nueva España, amén de lo anterior fue un guardián incansable de la población indígena protegiendo sus derechos, como botón de muestra una de sus labores más importantes fue la abolición de la esclavitud de los indígenas, decretada en 1585.

Varias biografías del Arzobispo relatan estos hechos a detalle sin embargo pocas relatan el papel que jugó el Arzobispo con la herencia de los “Alumbrados” y con este primer artículo abro el camino para la serie de “Los Alumbrados y su herencia en Indias”. Los Alumbrados fueron una secta mística y uno de los primeros grupos luteranos en España que nacieron en Castilla, contaron con el apoyo de varias familias influyentes como los Duques del Infantado y otras familias castellanas que se reunían de forma clandestina para distribuir textos de naturaleza protestante. Entre las figuras principales se encontraban María de Cazalla y su sobrino el Clérigo Doctor Agustín de Cazalla (1510-1559) quien en su tiempo fue Capellán del Emperador Carlos. El Doctor Cazalla, pretendía dar a conocer los escritos de Lutero -y algunos basándose en ellos- con el fin de crear una segundo foco protestante nombrando a sus discípulos como Cazallas. La muerte del Doctor Cazalla no frenó el movimiento protestante que comenzaron los Alumbrados y este continuó expandiéndose en la península Ibérica. Derivado de esto había una pregunta importantes que responder: Llegaría el movimiento a la América Hispana? Esto lo veremos más a detalle en el próximo artículo de la serie sin embargo el siguiente texto nos dice ya algo sobre el movimiento, texto que el Virrey Pedro de Moya y Contreras emitó en 1572 y el cual me he permitido paleografiar y presentar a los lectores:

NOS EL D. DON PEDRO MOYA DE CONTRERAS .
Los Inquisidores Apostólicos contra la herética pravedad y apostasia en esta Ciudad de México y en todos los Reinos estados y provincias de esta Nueva España con autoridad Apostólica efectiva a todas y cuáles quier personas de cualquier estado, orden, dignidad, preeminencia y condición que sean vecinos moradores y residentes en ellos Salud en Nuestro Señor JesusCristo que es la verdadera salud y a los nuestros mandamientos que más verdaderamente,son dichos apostólicos firmemente obedecer guardar y cumplir sabes que el promotor fiscal de este Santo Oficio nos significó y hizo relación de los grandes males y daños que en la republica Cristiana se han seguido y podrían seguir de que los fieles católicos tengan y lean libros que en si contengan errores y doctrinas escandalosas, sospechosas y mal sonantes contra nuestra Santa Fe Católica ley evangélica que cree tiene y enseña nuestra Santa Madre Iglesia de Roma y del estudio y vigilancia que en estas partes conviene aver por ser puerto tan general de todas naciones y que la causa principal condición y católica se lo está prohibido el pasaje a ellas de todo género de gentes de quién en las cosas de la Fe se puede tener siniestra sospecha es el daño de la comunicación de los tales podría resultar y que esta misma razón milita con más fuerza en los tales libros por ser como son pocos públicos y fuentes perpetuas de ponzoña y raíces profundas de veneno con que los herejes antiguos especialmente los de estos tipos secuaces del malvado heresiarca Luthero han procurado macular e inficionar las almas cristianas no tan solamente publicando en su nombre libros llenos de errores y falsa doctrina más aún añadiendo,quitando y alterando puntos y palabras con diabólica industria a los escritos de los Santos y a lo que más se ha de doler y advertir a la misma escritura sagrada de las Biblias y testamentos nuestros mayormente en los impresos desde el año de 1528 a esta parte que con más vehemencia y ayudado han procurado exivir y mezclar sus errores cuando no han podido en el texto en las sumas y el sumario adiciones reportorios para que así por los libros sagrados como por canales ciertas fuesen sus errores más perpetuos y leídos y observados por diversas gentes de diferentes siglos y con más facilidad publicados y llevados de pueblo en pueblo de provincia en provincia y de unos Reinos a otros y con la misma los católicos cristianos engañados con la buena fe de tales libros,por lo cual nos pidió mandásemos publicar y publicaremos la censura de las Biblias y los testamentos nuevos impresos en la Villa de Vallid (Valladolid) en casa De Francisco Fernández de Córdoba (Nota 1) por el año de 1554 y el catálogo de los libros prohibidos impreso así mismo en Vallid en casa de Sebastián Martínez en el año de 1559 y por este demás y allende de los en el dicho catálogos contenidos después acá se han atado y visto otros de falsa Mala sospechosa doctrina hiciésemos visita general de todas las librerías de la tierra y pido justicia y en lo que fuese necesario imploro Santo Oficio y por nosotros visto las publicaciones y prohibición de los tales libros es el camino más preciso para que en la religión Cristiana no nazcan Herejías y las naciones se desarrollen y supriman y de la importancia que es que esta tierra nueva planta de la Iglesia Católica sea preservada de ellas y vaya cada día con públicas demostraciones en mayor aumento de religión aborreciendo y quemando los dichos libros que ordenamos prohibidos exportamos y mandamos a todas y cuales quiera de cualquier persona de cualquier estado orden y dignidad que sean vecinos y moradores y residentes en los dichos estados que ninguno tenga ni lea libros de los contenidos en el dicho catálogo ni otro autor hereje y que se tenga relación que contiene algún error herejía o sospecha de ella,ni que ningún impresor,librero,mercader ni otra persona pueda ni traer a ellos no vender en ellos ninguno de los libros reprobados, heréticos, sospechosos o escandalosos sopena de sentencia de excomunión mayor la dicha sentencia IPSO FACTO y $200 ducados de oro para los gastos del Santo Oficio a cada uno que lo contrario hiciere y que se proceda contra ellos como contra sospechoso contra nuestra Santa Fe Católica e in obedientes a los mandamientos de ella/ÍTEM para que se tenga relación particular si demás de los libros contenidos en el dicho catálogo han aportado a otras parte otros que se deban prohibir,recoger y enmendar mandamos son las mismas penas que todas las Iglesias,monasterios,colegios y universidades libreros y de particulares de cualquier estado condición y preeminencia que sean dentro de 70 días primeros siguientes después de la publicación de Nuestra casta traigan ante nosotros matrícula de todos libros que fueran en cualquier lengua y en cualquier facultad y profesión con declaración del nombre del autor,Impresión y año firmado al fin de la matrícula el nombre del dueño cuya fuera casa y vecindad donde vive y con juramentos que son suyos/o/como tiene los dichos libros y que la dicha matrícula es cierta y verdadera,la cual verán distribuida en 5 clases, una de libros de Teología, otra de Cánones, otra de Lógica, Filosofía, Medicina y Matemáticas, otra de libros de devoción, otra de libros Humanistas y profanos, y cada y cada clase por orden alfabeto y para que de los libros que de nuevo de tragasen y aya la misma noticia son las mismas penas mandados a los mercaderes de libros y libreros y personas particulares que antes que habrán las cajas ni vean los dichos libros traigan y exhiban antes nosotros las memorias originales de las cargajones que sean de España se les enviaren sin abrir las dichas cajas ni ver los dichos libros por qué vistas las dichas memorias se les dará orden de lo que deban de hacer/ÍTEM ordenamos y mandamos que ninguna iglesia,ni monasterio,ni universidad ni persona particular de cualquier estado condición o preeminencia que sean, sea osado de tener ni leer ni vender ninguna de las Biblias o nuevos testamentos que en la dicha censura se notan de las dichas impresiones por depravadas que hasta ahora se vieren traído, metido en estas partes sin que primero las lleven y presenten ante nosotros o ante las personas que para ello diputáremos o nombráremos para que se estén o quiten de los dichos libros que así están notados por la dicha censura los lugar y año, lo cual puedan hacer dentro de 60 días después de esta nuestra carta y censura publicada en la cabeza del partido/o/Iglesia, Catedral o en otro cualquier lugar público del obispado, lo cual se ha de entender en las Biblias y testamentos nuevos que dependiente se hallaren en estas partes,y no en otros,y cumplido esto las tener y usar ellas y las que están tomadas o que secreta se vuelvan así enmendadas a sus dueños salvo lo que por la dicha censura tuviere otra más particular prohibición que de aquí adelante ningún librero ni mercader de libros menos otras personas alguna sea osado traer a estas partes Biblias o testamentos nuevos de las susodichas impresiones depravadas o de otras que contengan algunos errores aunque los traigan borrados en la forma que ahora se mandan borrar los errores d ellas Biblias y testamentos nuevos que al punto y en estas partes son las penas en esta nuestra carta contenidas y par que conste y para que se sepa cuales de las dichas Biblias y testamentos nuevos son de los nuevamente traídos a los dichos Reinos y señoríos contra nuestra prohibición ordenamos que en las Biblias y Testamentos nuevos después de averse borrado los errores que tienen se ponga al cabo/o/al principio de los dichos libros un auto en que se diga y se testifique como a tantos días del mes tal año se volvió y testo el dicho libro firmado de nuestro nombre/o/de la persona a quien cometieremos y del notario ante quien pasare lo cual se haga cumpla dentro de 60 días después de nuestra publicación como dicho es la Biblia y testamento nuevo de los prohibidos que hallaren en poder de alguna persona pasado el dicho término sin el dicho auto sea visto ser de los nuevamente traídos e incurra el que los trajiere en la contenida en esta nuestra carta contra las personas que nuevamente los trajieren o metieren en estas partes la cual se execute en persona y bienes y mandamos que si alguna persona de cualquier calidad y condición orden y preeminencia que sea tuviere y se hallase en su poder alguna de las dichas Biblias depravadas y prohibidas por este Santo Oficio de la Inquisición sin tener en ella borrados todos los lugares que en ella y hubiere heréticos/o/sospechoso y quitadas las sumas adiciones y repertorios que se mandan quitar conforme al tenor de la dicha censura/o/algo de los dichos testamentos nuevos depravados después de 60 días que se cuenten desde la publicación de esta nuestra carta en adelante de los cuales los 20 les damos por primero y los otros 20 por segundo y los otros 20 por tercero y último turno peremptorio y canónica noticia junta en pena de excomunión mayor.
Y que le pueden torcer a su opinión mezclando muchas veces las cosas sagradas con las profanas y ridículas ordenemos y mandamos a todas y a cualesquier persona de cualquier estado condición orden dignidad y preeminencia que fueren que tuvieren algunas imágenes de nuestra señora del Rosario estampadas/o/cortadas impresas en París/o/en México/o/en otra cualquier que tengan alguna letra/o/copla demás del nombre del autor y lugar y tiempo donde se imprimió las traigan ante nosotros dentro de 30 días so pena de excomunión mayor y $100 ducados poniendo a las espaldas el nombre de cuya fuere la tal imagen porque vistas sepan que se han de volver a sus dueños/todo lo cual haces y cumplid solas penas en esta nuestra carta contenidas porque ansi conjunto al servicio de nuestro Señor y buen expedición de los negocios del Santo Oficio/Das,en la Ciudad de México 18 de marzo de 1572.

Rúbrica:Don Pedro Moya de Contreras (Obispo de México)
Don Pedro de los Ríos.

Paleografía hecha el 8/1/2017 por Jorge Barba Gómez.

(Nota 1): Francisco Fernández de Córdoba. Impresor de Su Majestad, vecino de Valladolid.



    Deja un comentario


    es_ESEspañol
    en_USEnglish es_ESEspañol